Clean (2021)

Clean (2021)
Descargar Castellano Trailer

Atormentado por una vida pasada, el basurero Clean intenta una vida de tranquila redención. Pero cuando sus buenas intenciones lo marcan como objetivo de un jefe del crimen local, Clean se ve obligado a reconciliarse con la violencia de su pasado. Clean 

 

Critica

*No te metas con el basurero

En Clean, Adrien Brody interpreta al hombre que da nombre a la película, el cual actualmente es un humilde basurero de un barrio en decadencia, controlado por un grupo criminal. Clean está tratando de redimirse y olvidar su oscuro pasado, tras una trágica pérdida ¿Os suena? Claro que si.

Clean es ahora un tipo honrado, que no solo ejerce de basurero de dicho barrio, sino que se dedica a realizar buenas obras a sus vecinos y semejantes. Esto puede verse en la buena relación que mantiene con la joven Dianda, a quien trata como si fuera su propia hija y la ayuda en todo lo que puede tanto a ella como a su abuela.

Sin embargo, tras un desafortunado suceso (Bastante poco casual, por cierto), en el que el protagonista debe dar una lección a un grupo de jóvenes drogadictos y delincuentes. Su camino se cruza con el de Michael, el jefe de la organización criminal que controla esas calles. Este jefe mafioso busca venganza por la paliza que ha recibido su hijo, el cual estaba entre esos chavales a los que Clean ha tenido que dar de tortas.

Esta es una historia que por desgracia hemos visto demasiadas veces, y que bien llevada puede resultar en una buena y entretenida película de acción. Sin embargo, no deja de resultar en un planteamiento muy repetitivo, que no añade nada nuevo a la mezcla, y que en este caso, la historia no sorprende de ninguna manera. Con elementos típicos de este tipo de género: Un tipo duro tratando de ser mejor persona, y que debe volver a la acción obligadamente; una chica o joven que hace de victima, o que necesita ser salvada por estar donde no debería; y un grupo mafioso que no tiene nada que ver con la trama, pero que por unas cosas u otras, acaban entrando en la vida de los protagonistas inevitablemente.

Y no es que sea un mal guion, sino que simplemente se queda en algo ya muy visto, que podrían haber explotado mucho más, obteniendo un resultado bastante más interesante del que nos muestran.

*Poco que ofrecer

Clean es una historia de redención básicamente. En ese sentido, Adrien Brody encaja bien en su papel, aunque no es de los que más se puedan destacar realmente en su carrera. Lo mismo pasa con la trama, que trata de desarrollarse de forma correcta, pero no ofrece mucho más de lo que uno ya espera desde el principio. Da la impresión de haberla visto anteriormente, y cualquiera puede imaginar cómo seguirá la siguiente escena; a pesar de contar con momentos que no pintan nada, ni aportan al argumento.

La historia avanza de forma bastante floja. Y es entendible que antes quieran presentar a algunos de los personajes principales, para que cualquiera pueda empatizar con ellos, pero la verdad es que ni con esas, se consigue crear esa sensación. No sabemos apenas sobre el pasado de Clean hasta que llega la recta final, donde por fin tiene lugar la acción, que cierra esta película de buena gana, y sin embargo te hace pensar que no ha merecido demasiado la pena esperar con todo lo anterior. La mayor parte de tiempo es como ver una película de serie B después de comer, donde no pasa nada emocionante ni de interés. Sin puntos fuertes ni apenas alicientes, como hecha sin ganas. Y cuando ya queda poco para que termine, y tu esperanza casi ha desaparecido, se ponen en movimiento y al menos tenemos unos minutos de pura acción.

Hay que reconocer la buena obra que han realizado en cuanto al apartado visual, y el ambiente que han creado para esta producción. Muy adecuados para presentar este trágico relato que acompaña a Clean. Los entornos apagados y la tristeza en el ambiente facilitan las cosas, y nos ayudan a introducirnos en sus calles, que están de capa caída por culpa de ese grupo criminal que atormenta y extorsiona a sus gentes.

Pero ni la acción, ni el buen hacer de Brody, ni el buen trabajo visual consiguen reconducir este intento de Jhon Wick con toques de Taken. Un thriller de acción que se va a quedar en el olvido, cubierto entre otras muchas del mismo estilo, que si dan más juego. E insisto en que no cuenta con un mal guion, sino que simplemente los hay mejores, o sino al menos con más que ofrecer en este género. Correcta, pero muy floja y olvidable.

*Conclusión

Clean es un thriller de acción que resulta en una mezcla entre John Wick y Taken, pero que no llega a generar el mismo nivel de expectación. Con un guion correcto aunque flojo y muy previsible, se desarrolla de forma demasiado convencional y sin emoción en su mayor parte, para pegar un salto final lleno de acción, que aún así no consigue salvar los muebles. Adrien Brody encaja bien su papel, pero no se puede decir que sea de los más destacados de su carrera.

El apartado visual nos acerca más al entorno y la gente de esas calles, creando un ambiente de decadencia que resulta bien llevado. Pero ni esos minutos de acción, ni el buen hacer de Brody, ni su acertado apartado visual, consiguen salvar esta trama vista ya demasiadas veces en este género, que no sorprende ni ofrece gran cosa, pudiendo haber sido mucho más. Correcta, pero predecible y olvidable. Clean