El prófugo (2021)

El prófugo (2021)
Descargar Latino Trailer

Inés (Érica Rivas), es una mujer que, tras un episodio traumático durante un viaje con su pareja (Daniel Hendler), comienza a confundir la frontera entre lo real y lo imaginario. Vívidas pesadillas y sonidos recurrentes invaden la vida cotidiana que lleva junto a su madre (Cecilia Roth), hasta que ensayando para un concierto conoce a Alberto (Nahuel Pérez Biscayart), un joven que se acomoda a su mundo sin cuestionamientos. Pero Inés no puede evitar una sensación peligrosa: hay seres que provienen de sus sueños. Seres que quieren quedarse para siempre. El prófugo (2021)

 

Critica:

Hoy voy a empezar al revés para explicar lo que es acometer la realización de tu segunda película con un elenco con el que cuenta Natalia Meta. Esto puede hacer pensar que se juega con ventaja. Encabeza el reparto Erica Rivas (Relatos Salvajes, segmento Hasta que la Muerte nos Separe. Damián Szifron, 2014), contando asimismo con uno de mis actores preferidos del cine argentino, con permiso de leyendas que ahora no nombraré, Nahuel Pérez Biscayart (120 Batements par Minute. Robin Campillo, 2017), y acabando con toda una leyenda: Cecilia Roth (Pepi, Luci, Bom y Otras Chicas del Montón, Todo Sobre mi Madre. Pedro Almodovar, 1980 y 1999). No está mal como punto de apoyo para un proyecto que duda bastante en meterse de lleno en el género de terror.

La historia es una adaptación libre de la novela de C.E. Feiling. Natalia Meta prescinde de todo lo relacionado con el terror más explícito, centrándose en el terror psicológico. Éste nos deja algo fríos ya que, a pesar de tenernos en vilo, no desemboca en algo que nos aterrorice o, como mínimo, nos deje con la boca abierta.

Inés es una actriz de doblaje además de cantante. Tras un viaje con Leopoldo, su posible nueva pareja, deja de tener claro lo que es la realidad y lo que es imaginario. No tendrá más remedio que poner toda la carne en el asador para averiguar las causas.

Estamos ante una obra algo dispersa que, vista como película “normal”, funciona a la perfección, pero a la que le cuesta mucho que le quede bien la etiqueta “terror”, y eso que tiene un cierto aire a giallo ochentero, aunque muy descafeinado. También podemos observar cierto afrancesamiento cinematográfico, lo cual no deja de ser positivo y atractivo para el espectador, puesto que la presentación de los personajes tras ese tamiz, la hace poética y muy resultona visualmente.

Lo que sí marca de manera evidente, es la importancia de unas interpretaciones que bordean la perfección. No me extenderé más en este aspecto ya que lo apunté al principio, solo comentar que los actores se mueven como peces en el agua al dar vida a unos personajes que da la impresión de que son transparentes.

Otro de los puntos fuertes del film es el sonido. No olvidemos que la protagonista trabaja en el doblaje de películas, pudiendo ver de soslayo como es ese apartado de la industria. Vagamente nos recuerda a Berberian Sound Studio (Peter Strickland, 2012). También, y dentro de esos parámetros nombrar la importancia de la música, empezando por un coro femenino y acabando con el sonido de la afinación de un órgano.

Acabar diciendo que El Prófugo es una cinta que puede no ser del gusto de todos. Los más acérrimos seguidores del terror la encontrarán algo floja en el aspecto más truculento del asunto. Tenemos que abrir la mente para así poder degustar de este tipo de films que esconden mucho más de lo que muestran. Yo de vosotros le daría una oportunidad. El prófugo (2021)