Imperdonable (The Unforgivable) (2021)

Imperdonable (The Unforgivable) (2021)
Descargar Latino Descargar Castellano Trailer

Tras salir de prisión después de cumplir condena por un crimen violento, Ruth Slater (Bullock) se reinserta en una sociedad que se niega a perdonar su pasado. Tras enfrentarse a las duras opiniones del lugar que una vez fue su hogar, su única esperanza de redención es encontrar a su hermana pequeña a la que tuvo que dejar detrás. Imperdonable (The Unforgivable) (2021)

 

Critica:

*Volver al exterior

Imperdonable (The unforgivable) es una película gris es el sentido más extenso, y no necesariamente malo, de la palabra. Es una obra que se nutre de ese color, que necesita pintarse de grisura. La historia lo requiere. Y es que el argumento nos pone en la tesitura de Ruth Slater (Sandra Bullock), quien ha estado una veintena de años en presidio por asesinato. Con la ayuda de su recio agente de la condicional (Rob Morgan) tratará de cimentar una nueva vida que, por supuesto, será compleja y desagradable. De ahí, que tras este drama suburbano no haya otro tono posible que el gris. En ese sentido el trabajo de Guillermo Navarro en la fotografía es coherente, pero a eso iremos luego.

El inicio de Imperdonable (The unforgivable) es una mera disposición de piezas, un repaso a todas las caras del poliedro que constituye la historia. Las dificultades materiales de Ruth son notables. Vive en una infravivienda, va ganándose la vida con algún trabajo, pero por encima de todo sufre el rechazo de los que conocen de su pasado. Además quiere encontrar el rastro de su hermana pequeña, algo que le está taxativamente prohibido. Al mismo tiempo Nora Fingscheidt nos va mostrando el papel de otros personajes.

Por ejemplo, la vida que lleva la hermana pequeña de Ruth (Aisling Franciosi) con su familia adoptiva. Cuando ocurrió el asesinato por el que Ruth fue encarcelada tenía cinco años, y ha bloqueado todo recuerdo de aquella época de su vida. También veremos la reacción de los hijos del sheriff asesinado hace dos décadas por Ruth, que incapaces de olvidar comienzan a obsesionarse con la venganza.

*Los caminos de Imperdonable

Imperdonable (The unforgivable) participa de varios géneros. Durante la primera hora, que dicho sea de paso es la parte más sólida de la película, estamos en el dominio de un drama social. La ciudad de Seattle se convierte en un escenario inhóspito donde Ruth sigue purgando su culpa. No en vano, no son pocos los que la recuerdan todavía como la asesina de un sheriff. Ella misma parece en guerra con el mundo, como si no esperase demasiado de él. De este modo, se muestra arisca, brusca, descreída.

Otra parte de la película tiene que ver con el drama familiar. Vemos la vida que lleva Katherine, la hermana de Ruth, con la familia Malcolm. Una vida feliz, acomodada, tranquila. Lo opuesto a lo que su hermana mayor puede ofrecer. En este punto, Imperdonable parece que va tomar un cariz de pugna entre los Malcolm y Ruth, toda vez que los primeros no quieren que la ex convicta se acerca a su hija adoptiva. En todo esto mediará un abogado, John (Vincent D’Onofrio), al que Ruth conoce al visitar su antigua casa y que será uno de sus apoyos más consistentes.

Hay otras tramas un tanto inconstantes que viene y van de forma desconcertante. La subtrama romántica, además de no estar bien desarrollada, resulta casi un adorno. Incluso hay un faceta cercana al thriller, que tiene que ver con el plan de venganza que van urdiendo los hijos del sheriff asesinado por Ruth. No obstante, tampoco está llevada a cabo de forma óptima y acaba siendo una historia desconcertante y casi aleatoria, en base a unos personajes mal dibujados.

*Un conjunto irregular

De podemos decir que se trata de un conjunto interesante lastrado por un acabado desigual. La parte más conseguida de la película es la primera hora inicial. En ella, Nora Fingscheidt opta por la sobriedad, por el drama potente pero contenido, donde hay un esfuerzo por reflejar el lado oscuro de la cotidianidad. La adaptación de Ruth parece verosímil y, en consecuencia, algo incómoda, aunque se sigue con interés.

Poco a poco la historia se va volviendo más melodramática, menos compacta, e incluso algo histérica. Hay un proceder más telenovelesco, con giros de guion algo desubicados, más gritos y más lágrimas. Hay un esfuerzo para que todo resulte más emotivo, pero lo hace abandonando la agradecida sobriedad inicial, subrayando en exceso y apelando de manera facilona a la complicidad del espectador. Además tenemos el problema añadido de arcos narrativos no muy perfilados y desarrollados. El pequeño romance que tiene Ruth con un compañero de trabajo es muestra de ello. Incluso el tono de thriller de los últimos minutos parece demasiado súbito.

No obstante, Imperdonable tiene virtudes que es justo valorar. Además de la primera mitad de película, la obra tiene a favor cierto trato inteligente de los dilemas morales. La directora parece evidente que toma parte por la reinserción de Ruth y la idea de que la sociedad debe darle otra oportunidad. Pero tampoco es un personaje idealizado que desprenda una simpatía innata. Más bien todo lo contrario, a veces su sequedad nos resulta algo antipática. Eso sí, el hecho de ir conociendo su pasado a base de progresivos flashbacks se antoja algo tramposo.

*Actuaciones y factura

La actuación de Sandra Bullock es meritoria; uno de los aliciente de la película. Es minimalista, parca en gestos, y posee una mirada resignada y trágica elogiable. Da al personaje lo que necesita, y salvo en algún detalle en la recta final siempre consigue un buen tono. Los demás personajes tienen un dibujo menos sólido, pero podemos decir que Rob Morgan y Vincent D’Onofrio se desenvuelven bien. Viola Davis está desaprovechada en un papel muy secundario.

La fotografía, como decíamos al inicio, tiene algo de gris. Probablemente el acabado es aposta, para enfatizar la sensación de drama y turbiedad. Es acertada la estética feista, a ras de tierra, porque es la que más conviene a la historia. La trama quedaría impropia con un aspecto más ornamentado, y en este aspecto el director de fotografía Guillermo Navarro entiende bien la narrativa. Por otro lado, la banda sonora a cargo de Hans Zimmer y Dave Fleming es sobria y no tiene especial protagonismo.