La vida de Adèle (2013)

La vida de Adèle (2013)
Descargar Castellano Trailer

Adèle (Adèle Exarchopoulos) tiene quince años y sabe que lo normal es salir con chicos, pero tiene dudas sobre su sexualidad. Una noche conoce y se enamora inesperadamente de Emma (Léa Seydoux), una joven con el pelo azul. La atracción que despierta en ella una mujer que le muestra el camino del deseo y la madurez, hará que Adèle tenga que sufrir los juicios y prejuicios de familiares y amigos. Adaptación de la novela gráfica “Blue”, de Julie Maroh. La vida de Adèle (2013)

 

Critica:

La meta que contempla la pornografía, como género en sí, es, en exclusiva, la excitación sexual. Todos los recursos que despliega una película pornográfica van dirigidos a aumentar el deseo. El tono de voz, el maquillaje y la gesticulación de las actrices y actores. La iluminación. La música. Y, sobre todo, el ‘guión’: anecdótico y rudimentario, que en ocasiones, además, está repleto de situaciones de sexo improbable, en un contexto de cotidianidad manipulada, para crear una fantasía falsa.

Lo que digo es muy obvio, puede pensarse, y lo es; por eso veo conveniente recordarlo, para no cometer la injusticia de señalar ‘La vida de Adéle’ como ‘pornográfica’, pues no es una película realizada de forma artificial con la finalidad de excitar. Podría ser un efecto colateral, en algún caso, pero no el fin. Lo que da pie al sexo en ‘La vida de Adéle’, es el retrato intimista de una joven y su relación con el mundo. Las escenas de sexo, en tal marco, son congruentes; pues la película pone su acento en cómo ella vive la pasión, con según qué persona.

Más bien cabría preguntarse sobre las escenas de sexo en sí. A mí se me ocurren tres preguntas.

¿Son excesivamente gráficas? La película bordea, como tantas otras, el límite de lo que el Cine sin calificación X puede mostrar, pero no lo traspasa. Y, honestamente, todo lo que aparece en la película ya lo hemos visto (y hecho) en cientos de ocasiones.

¿Son regodeo del director, con el ánimo de generar controversia o ganarse fama de ‘liberal’? No lo sé. Es posible. Me temo que respecto a eso sólo se puede especular: él dirá que no, las actrices parecen dejar entrever que sí y cada espectador pensará una cosa. La vida de Adèle (2013)

¿Son largas? Esta pregunta me interesa más. Para mi gusto, sí. Creo que toda esa intimidad sexual quedaba clara con un par de minutos, no eran necesarios más de 10. Si te detienes demasiado en una escena puramente descriptiva, el ritmo narrativo puede quedar calamitosamente roto. Y, lamentablemente, esto me pasó a menudo en ‘La vida de Adéle’. Y, ahora que lo pienso, no solamente con las escenas de cama. La vida de Adèle (2013)

Gracias.