Matrix (1999)

Matrix (1999)
Descargar Latino Trailer

Thomas Anderson lleva una doble vida: por el día es programador en una importante empresa de software, y por la noche un hacker informático llamado Neo. Su vida no volverá a ser igual cuando unos misteriosos personajes le inviten a descubrir la respuesta a la pregunta que no le deja dormir: ¿qué es Matrix? Matrix (1999)

 

Critica:

Definitivamente, haber visto “Matrix” de nuevo, más dos lustros después de la primera vez, me ha hecho transformar mi opinión a su respecto. Me sigue gustando, pero no tanto.

La película es buena, que no digo lo contrario: técnicamente impecable, con una estética de lo más atractiva y que aún hoy sigue sin quedarse obsoleta, efectos especiales y de sonido geniales, banda sonora contundente, ritmo trepidante… Y es por eso que le doy un 7 (= Buena).

¿Dónde está el “pero”? Pues no hay uno, sino varios.

Empezaré por señalar que Keanu Reeves muestra la misma expresividad que una acelga, y que esa cara de palo que mantiene durante la mayor parte de la película no ayuda a pensar en él como en un héroe. La verdad, no me creo a este chico en su papel protagonista. Y no es que lo considere un actor pésimo (tampoco es eso), ya que en otros trabajos sí me ha gustado. Pero sus cualidades me parecen deficientes, o tal vez inadecuadas, a la hora de darle vida a Neo. A todas luces, le falta fuerza, y su sosería es del todo imperdonable.

Mi segunda objeción es para ese pretendido halo filosófico del que se trata de dotar a la película. Claro, ahora lo entiendo: ¡es que “Matrix” es jodidamente pretenciosa! Hace once años me tragué el señuelo: que si el Mito de la Caverna platónico, que si la vida es sueño… vaya, ¡qué profundo e interesante! Sin embargo, actualmente, se me antoja que todo ese supuesto trasfondo no es sino una excusa sobre la que edificar una interesante película de acción futurista donde lo primordial son las escenas de lucha, no la filosofía. Y para corroborarlo, no hay más que atender al propio desarrollo de la película y tratar de descubrir –tarea bien sencilla– dónde se pone el énfasis. Dicho lo cual, queda claro el motivo del título de esta crítica.

Al margen de estas consideraciones, es innegable que Matrix, en su momento, supuso un verdadero bombazo y que, aún hoy, sigue siendo un icono de modernidad y de buen cine, pero ojo, no nos llevemos a error, que tampoco es para que nos rasguemos las vestiduras. Matrix (1999)