Matrix Resurrections (2021)

Matrix Resurrections (2021)
Descargar Latino Descargar Castellano Trailer

En un mundo compuesto por dos realidades, lo cotidiano y lo oculto tras ella, Thomas Anderson se ve obligado de nuevo a ir tras el conejo blanco. Dicha elección continúa siendo la vía de acceso a Matrix, que esta vez es más poderosa e intrincada que en ocasiones anteriores. Matrix Resurrections (2021)

 

Critica:

Llevamos unos años en los que la metaficción, la metanarrativa, la autorreferencia, la autoparodia y un largo etcétera de “auto-…” y “meta-…” cosas están a la orden del día en el panorama cinematográfico. Y, por supuesto, Matrix Resurrections no podía ser otra cosa más que eso. ¿Por qué no crear algo totalmente nuevo y ya está? ¿Por qué no hay ganas de querer contar una nueva historia simplemente? ¿Tan atadas a la nostalgia están las principales productoras de Hollywood? ¡Que se acabe ya esta endogamia audiovisual, por favor! El cuento de que todas las historias ya están contadas vale bien poco en estos momentos, ¡que os zurzan puristas! Siempre hay nuevas cosas con las que uno se puede sorprender, la propia Matrix fue una de ellas hace más de 20 años.

El chiste fácil sobre por qué diantres estamos haciendo una nueva película de tal o cual cosa y por qué hay gente que la ve, ya lo hizo Kevin Smith con “Jay y Bob el Silencioso contraatacan”. ¿Por que tendría que resultar gracioso otra vez? ¿No estamos cansados de tener que escuchar los mismos chistes repetitivos una y otra vez? ¡Si ni siquiera se toman en serio ellos mismos!

Poniéndose serios, quizá toda esta parafernalia nostálgica sea un simple mecanismo para engrasar un producto más bien anodino, es posible. Pero vaya, la sonrisa estúpida que se te queda cuando una y otra vez repiten que nadie entiende lo que está pasando, pero todos están de acuerdo porque la película es una huida hacia adelante, no es nada desdeñable. El guion debería haber consistido en dos letras, una “X” mayúscula y una “d” minúscula, así de simple: Xd (ya no se estila el XD con la “D” mayúscula, suena a boomer). Cada diálogo tendría que haber sido un cúmulo de Xd’s continuos y medias sonrisas; de esta forma, al menos, la parodia habría sido satisfactoria.

Porque lo peor de todo es que, la cinta, más allá de quedarse en un simple “meh”, no es en absoluto un auténtico desastre. Entre referencias a la propia Warner y guiños al espectador, Matrix 4 revela una inocencia pueril que anima a cualquiera. Pero en fin, su propia naturaleza hace todo lo posible por lanzarte al barro una y otra vez. Porque, en esencia, no deja de ser una obra esquizofrénica cuya única opción viable que alienta es reír y llorar a partes iguales. Matrix Resurrections (2021)