North Hollywood (2021)

North Hollywood (2021)
Descargar Castellano Trailer

Años 90. Michael (Ryder McLaughlin), de 18 años, se encuentra en ese punto de su vida que todo estudiante debe afrontar: ¿y ahora qué? El joven está atrapado entre el camino que su padre (Vince Vaughn) quiere para él, y su sueño de convertirse en un skater profesional. Sus amigos le animan a alejarse del status quo pero, cuando Rachel aparece en su vida, Michael empieza a dudar de sus elecciones. North Hollywood

 

Critica

*Todo por un sueño

En North Hollywood, el protagonista de la historia, Michael (Ryder McLaughlin), tiene un objetivo bien claro tras graduarse en la escuela secundaria, convertirse en skater profesional. Sus amigos de siempre apoyan esa decisión, sin embargo, su padre (Vince Vaughn) solo ve esa práctica como una afición que le distrae de un futuro más prometedor y seguro. Para colmo, Michael está en esa época en la que cualquier factor puede desequilibrar su determinación y hacer que las dudas le asalten en cada momento; haciendo que se plantee si lo que hace es correcto o solo está perdiendo el tiempo.

También, como no, está el tema amoroso. Y en este punto, Michael al fin toma la decisión de dar un paso y lanzarse con la chica que le gusta desde hace tiempo, Rachel (Miranda Cosgrove). Todo parece ir de maravilla, pues al fin ha conseguido la atención de Rachel, y de dos patinadores profesionales que pueden ayudarle a impulsar ese sueño de convertirse en un skater reconocido. Sin embargo, esto solo desencadena más confusión en la mente del joven.

Y es que tras esto, Michael deja de por ejemplo de asistir a waterpolo y pasa por completo de buscar una universidad, para poder dedicar todo el tiempo a su objetivo, y a su novia. Esto provoca además que deje de lado a sus amigos Jay (Nico Hiraga) y Adolf (Aramis Hudson), a los que empieza a considerar un estorbo para sus planes. Como es de esperar, esto no les sienta nada bien, lo que ocasiona una incómoda tensión entre ellos. Tampoco le va bien en su relación con su padre, que intenta enderezarle sin ningún éxito, y parece que ambos solo se alejan el uno del otro cada vez más; sin llegar a entender el punto de vista del otro.

Lo que Mikey Alfred pretende contarnos en North Hollywood, no es tanto una historia sobre el skate de la época, sino más bien un relato centrado en la amistad y la incertidumbre adolescente sobre su futuro. En ese aspecto, deja bastante claro el mensaje, aún sin mojarse demasiado ni profundizar en ciertos aspectos. Persigue tus sueños y trabaja duro para conseguirlo, sin olvidar quien eres y a quienes aprecias. Sencillo, pero con cierta transparencia, que refleja de forma correcta lo que está sucediendo en la mente del protagonista; el cual se encuentra en una montaña rusa de sensaciones que resultan confusas y nuevas para él. North Hollywood

*Funciona, aunque podría aspirar a más

North Hollywood es una película modesta pero bastante efectiva, aunque eso no significa que tras finalizar, deje una sensación de haber podido aspirar a más. El skate y los problemas adolescentes se turnan para ofrecernos un drama interesante, pero no arriesgado ni atrevido; y aún así, resulta fácil de entender.

Siendo una trama que habla del mundo del skate, debido a la obsesión de su protagonista por cumplir su sueño; y más en la época de los noventa, en la cual esta práctica se popularizó enormemente. No hubiera estado de más mostrar algunas referencias o menciones que se echan en falta. No es que sea imprescindible, pero si le habría dado más juego, sobre todo para aquellos más aficionados a este deporte. Y no hablo de que tendría que haber sido una lección de historia de skate. Pero a pesar de algunos cameos de profesionales del sector, y determinadas muestras de conocidas técnicas (Aunque en su mayoría básicas), solo parece quedar en segundo plano. Una trama que, llegado un punto, centra más su atención en la amistad. Y repito, esto no es algo imprescindible para la historia, pero si hubiera resultado más curiosa e interesante.

El conflicto interno de Michael se deja ver fácilmente, pero el desarrollo puede resultar en ocasiones algo forzado o simple, sin llegar a arriesgar; yendo a lo seguro, como el padre de Michael. Una visión realista, pero poco llamativa en general. Es decir, que muestra lo que pretende, pero no va más allá ni llega a calar sentimentalmente. Por desgracia, aunque puedes empatizar con lo que sienten los personajes, no alcanza para emocionar al espectador como otros filmes similares. Es una pena, puesto que tiene buen mensaje y buena intención, pero el resultado final se queda en algo más modesto de lo que podría ser.

Cualquiera que esté en la misma situación que el protagonista, experimentando cambios en su vida, y teniendo que tomar decisiones de las cuales no está seguro, podrá disfrutar de North Hollywood. Pero hay otras del mismo género adolescente que transmiten mejor sentimentalmente, y que cuentan la misma historia de amistad, sueños futuros y evolución existencial. Le ha faltado cierta chispa que podría haber aprovechado, y sin embargo ha ido a lo prudente. Como he dicho antes, sencilla, clara, pero poco arriesgada; y en ciertos aspectos desaprovechada.

*¿Ambientada en los 90? ¿Seguro?

North Hollywood supuestamente se ambienta en la época de los años noventa. Y si bien hay factores de la trama que pueden llevar a pensar que realmente estamos viajando a aquella época, hay ciertos detalles o elementos que podrían crear más bien confusión.

A lo largo de la película, vemos como por ejemplo los protagonistas usan las viejas costumbres de llamar al viejo teléfono de casa, o tirar piedras por la ventana de un amigo para avisarle. También está el detalle de que aún se puede fumar en espacios cerrados sin alarmar a nadie alrededor, determinadas vestimentas que, aunque podrían seguir llevándose hoy en día, en el caso del protagonista si pueden dar el pego de ser de la época.

Sin embargo, hay otros detalles o elementos tanto del decorado, como de accesorios o vestuario, que no encajan con la época que supuestamente quieren representar. Coches modernos, ropa de marca que en ocasiones canta demasiado, pantallas planas en un centro comercial, etc. En cuanto al tema del skate, tampoco se queda atrás, y aunque de esto seguramente solo aquellos más metidos en el tema se den cuenta, puede llegar a estropear ese aspecto de la película. North Hollywood